Daños Personales: Económicos vs. No Económicos

Todos los días, tienen lugar sucesos, como accidentes de auto, que requieren que los tribunales determinen las consecuencias. Un accidente grave causado por negligencia, puede suponer estrés físico y emocional para los afectados. Por ello, los tribunales deben discutir y tener en cuenta tanto los daños económicos como los no económicos.

Daños económicos

En un caso de daños personales, es mucho más fácil determinar los daños económicos que los no económicos. Los daños económicos están relacionados con el coste de los daños físicos sufridos en el accidente, así como el coste de los daños a la propiedad.

En un accidente de auto, estos costos estarán relacionados con las facturas médicas, así como la reparación del vehículo o la compra de uno nuevo si es que el vehículo queda destrozado. Los tribunales pueden realizar este sencillo trabajo de determinar una cifra a pagar en el proceso legal. Estos costos económicos son importantes, pero son más fáciles de determinar porque normalmente la cantidad de dólares a pagar está establecida.

Daños no económicos

Los daños no económicos por los que una persona tiene derecho a recibir una indemnización, son mucho más difíciles de determinar ya que no son fácilmente visibles, como por ejemplo:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Humillación
  • Trauma
  • Pérdida de la alegría de vivir

Estos casos no son tan obvios para un observador externo, pero siguen siendo daños. Son reconocidos por los tribunales, quienes hacen todo lo posible por compensar a aquellos que sufren este tipo de situaciones, ofreciendo ayudas económicas de igual manera que para los daños económicos.

Cualquier persona que ha sufrido lesiones a causa de una negligencia, no tiene por qué avergonzarse de lo sucedido. Debe tratar de comprender que el mundo es un lugar peligroso y que, algunas veces, las cosas malas le pasan a la gente buena. En lugar de sentir humillación o de sentirse desdichado, debe hacer todo lo que esté en sus manos para conseguir justicia y, a menudo, esto significa llevar el caso ante los tribunales. Si usted se encuentra en esta situación, ¡necesita llamar a un abogado de daños personales inmediatamente!

Llámenos hoy para una consulta gratis.